Enchiladas de pollo con salsa cremosa verde


Antes de llenar las tortillas se apilan dentro de toallas de papel húmedas y se llevan al microwave un minuto, esto las suaviza y las hace manejables sin que se rompan
Para: 6 Personas

Ingredientes

  • 3 Libras de mitades de pechuga de pollo con hueso y piel
  • Sal y pimienta
  • 5 Dientes de ajo sin pelar
  • 2 Latas de 16 onzas de salsa verde, mediana, si prefiere preparar la salsa, receta adelante
  • 3/4 Taza de crema de leche
  • 12 Tortillas de maíz de 6inch 15cm
  • 3 Tazas, unas 12 0nzas de queso Monterrey Jack, rallado grueso
  • 1/2 Taza de cilantro picado

Instrucciones

  1. Precalentar el horno 450F 232C Para las enchiladas se utiliza molde para hornear de 9x13inch 23x33cm
  2. Sazonar el pollo con sal y pimienta, colocarlo con los ajos en un molde de hornear, hornear de 30 a 35 minutos, hasta que el termómetro colocado en la parte mas gruesa de la pechuga sin tocar el hueso, marque 165F
  3. Mezclar en un recipiente amplio la salsa verde con la crema de leche
  4. Reducir la temperatura del horno a 350F 177C
  5. Retirar la piel y los huesos del pollo, sacar la carne en pedazos no muy pequeños, pelar y picar los dientes de ajo
  6. En un recipiente amplio combinar el pollo, ajos y 1/2 taza de salsa mezclada
  7. Apilar las tortillas planas en toallas de papel húmedas, llevar al microwave 1 minuto
  8. Colocar 1 taza de la mezcla de salsa en un tazón poco profundo, remojar una tortilla caliente en la salsa, pasar sobre una superficie de trabajo, colocar 1/3 taza de mezcla de pollo a lo largo del centro de la tortilla, enrollar la tortilla sin doblar las puntas
  9. Disponer a lo largo del molde 8 enchiladas con el remate hacia abajo y 4 al través, bañar con la mezcla de salsa restante y después rociar el queso
  10. Hornear unos 40-45 minutos hasta que el queso este dorado y la salsa hirviendo, reposar 10 minutos
  11. Servir salpicado con cilantro, si lo desea es opcional

    Salsa de tomatillos

    • Salen unas 2 tazas
    • 1 Libra de tomatillos, tomate de hoja o tomate verde Mexicano, sin caparazones, lavados
    • 2 Chiles serranos, según la intensidad de picante que se desee utilizar 3 o mas chiles
    • 1/2 Taza suelta de cilantro picado grueso
    • 1 Diente de ajo, picado grueso
    • 2 Cucharadas de cebolla blanca picada grueso
    • Sal

    Instrucciones

    1. Calentar una sartén mediana con agua suficiente para cubrir los tomates, agregar los tomates y los chiles, cocinar sobre calor medio, sin dejar que el agua hierva a borbotones, unos 5 minutos, hasta que los tomates suavicen sin que se desbaraten, retirar tomates y chiles conservar el agua
    2. Retirar membranas y semillas a los chiles, picar grueso
    3. Colocar en la licuadora 1 taza de agua de la cocción, agregar los chiles, tomates, cilantro, ajo y cebolla, procesar en velocidad baja hasta conseguir una salsa suave, sazonar con sal
    4. En una sartén mediana calentar 1 cucharada de aceite vegetal sobre calor medio, agregar la salsa, cocinar revolviendo hasta que reduzca a 1 1/2 tazas
    5. Esta salsa se conserva refrigerada hasta por 3 días, congelada por 1 mes, se debe licuar nuevamente, cuando se va a recalentar
    6. Versión amistosa de la receta para imprimir